Prótesis Mamarias Clínica Jaranay
Recambio de Prótesis Mamarias
18 mayo, 2015
Reducción Mamaria Clínica Jaranay
Reducción Mamaria
18 mayo, 2015

A ctualmente, el cáncer de mama sigue siendo el tipo de tumor más común entre las mujeres de nuestra sociedad. Además de ser una terrible enfermedad, su tratamiento conlleva con frecuencia la mastectomía o extirpación de la mama, con la consecuente pérdida de un seno para la mujer que la padece. La reconstrucción mamaria es un paso esencial hacia la normalidad.

Existen distintas opciones de reconstrucción mamaria , para las mujeres que se han sometido a cirugía conservadora o mastectomía, y que buscan paliar las secuelas del cáncer de mama.

La elección del tipo de intervención más apropiada deberá personalizarse para cada paciente en función de sus características y del estado de la enfermedad.

Puede haber casos en que se combinen más de una técnica o pacientes que, tras conocer las limitaciones, ventajas y riesgos de cada una de ellas, deberán decidir junto con el cirujano cual es la que más les conviene.

A continuación, vemos los diferentes tipos de técnicas quirúrgicas:

  • DIEP: es la técnica más novedosa de reconstrucción mamaria. Emplea solamente la piel y grasa del abdomen, sin destruir ningún músculo y sin utilizar ningún material extraño para el cuerpo (implantes mamarios). El objetivo del cirujano plástico es crear un nuevo pecho lo más parecido posible a una mama natural. Este procedimiento no interfiere ni en el tratamiento, ni en el control posterior del cáncer de mama. Prueba de ello es que cada día son más los oncólogos que lo recomiendan.
  • Método expansor tisular: consiste en la colocación transitoria de un implante con capacidad para dilatarse al ser llenado paulatinamente con líquido. Esta expansión permitirá, a lo largo del tiempo, crear un exceso de piel a nivel de la zona donde antes estaba la mama, de manera que nos permitirá, en una segunda intervención, colocar una prótesis mamaria estándar (de gel de silicona) para recrear la forma del seno original. Pasados unos meses, deberá realizarse una tercera intervención con anestesia local para la reconstrucción de la areola y el pezón. Mediante el infiltrado periódico de líquido, se consigue el volumen deseado de expansión de la piel.
  • Latisumus dorsi o dorsal ancho: La carencia de piel tras la mastectomía se repone mediante la movilización de piel del dorso de la mujer al pecho a través de un túnel cutáneo a nivel de la axila. Para conseguir que esta piel de la espalda viva, movilizamos también el músculo que se encuentra inmediatamente subyacente y que aporta vasos sanguíneos nutrientes a esa piel. Ese músculo recibe el nombre médico de "latissimus dorsi" o dorsal ancho.

desde 2.995 €

Debes saber:

Procedimiento

Tras estudiar tu caso con detenimiento y evaluar sus características físicas, anatómicas y tu estado de salud, el especialista pondrá a tu disposición toda la información necesaria sobre la técnica elegida.

Se realizará un examen médico previo, para determinar que no haya ninguna contraindicación en cuanto a la anestesia se refiere.

Si eres fumadora y vas a someterse a una reconstrucción mamaria, deberás dejar el tabaco con seis semanas de antelación y no permanecer en compañía de fumadores durante periodos prolongados. El humo de los cigarrillos obstruye los vasos sanguíneos y disminuye el aporte de sangre al tejido utilizado para la reconstrucción, lo que puede poner en peligro toda la intervención.

Además el tabaco también perjudica el proceso de cicatrización de la herida.

Preguntas más frecuentes

¿Quién puede reconstruirse la mama mediante un DIEP?. ¿En qué casos está contraindicada la operación?
La mayoría de mujeres mastectomizadas pueden ser candidatas a un DIEP. Existen únicamente dos contraindicaciones absolutas. La primera, ser una fumadora activa importante, por lo que la paciente que desee operarse con esta técnica deberá dejar de fumar por un periodo mínimo de seis semanas antes de la intervención.
Y la segunda contraindicación, haber sufrido algún tipo de intervención quirúrgica previa en el abdomen que hubiese dañado la vascularización de la pared abdominal. Este segundo supuesto es muy poco frecuente, ya que la mayoría de intervenciones abdominales (vesícula biliar, histerectomías, apendicitis.... ) no dañan los vasos abdominales.

¿Cuánto tejido del abdomen se utiliza para reconstruir la mama con un DIEP?
Únicamente se transfiere piel y grasa abdominal siendo el resultado a nivel de abdomen igual que tras una abdominoplastia correctora estética. No se transfiere ningún tipo de estructura muscular.

¿Cuándo se podrá reconstruir la areola y el pezón?
La reconstrucción de la areola y del pezón, así como cualquier otra modificación o perfeccionamiento necesario en el tamaño o forma de la mama reconstruida se realizará cuando el tejido se haya estabilizado en su nueva ubicación.

¿El expansor tisular es una intervención apta para cualquier paciente?
El éxito de esta intervención, entre otros factores, depende obviamente de la calidad de la piel, por lo que no es recomendable en pacientes sometidas a radioterapia, ya que ésta provoca una desvitalización del tejido del tórax.

¿Existe algún tipo de limitación para llevar a cabo la técnica del dorsal ancho?
La limitación de esta técnica es estética. El tipo de piel de la espalda no es totalmente parecido al de la mama, es más gruesa y oscura, de forma que el resultado no es tan natural como otros métodos.
Por tanto, visualmente y al tacto la diferencia con la mama no operada será apreciable. Al tener que utilizar a menudo implantes mamarios, también existirán las limitaciones que éstos presentan.

Recomendaciones:

Hospitalización

En la mayoría de los casos no será necesario permanecer ingresado en el hospital. El alta se dará pasadas unas horas tras la intervención.

Cuidados posteriores

Tras el periodo de hospitalización, recomendamos una semana de reposo relativo en casa con la precaución de no hacer esfuerzos físicos. Transcurridos esos días, es beneficioso pasear y progresivamente podrán reanudarse las actividades cotidianas sin realizar tareas domésticas hasta que no pasen como mínimo tres semanas. Es muy importante mantener una buena nutrición para conseguir una rápida curación.

Deberá transcurrir un mes aproximadamente hasta que pueda practicar ejercicio. Durante ese tiempo, utilizará un sujetador sin aros ni costuras y abierto por la parte posterior -tipo deporte- y una faja abdominal.

No podrá fumar hasta pasadas seis semanas de la intervención y no beberá alcohol hasta que deje de tomar la medicación prescrita por su cirujano. Evite el contacto directo con el sol en la zona intervenida durante los primeros 6-12 meses.

Tras el alta y durante un tiempo, deberá acudir al especialista semanalmente.

Anestesia

Esta cirugía requiere anestesia de tipo general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.